La globalización de la mentira

imagen-4017611-2.jpg

Internacional de la mentira impresa

En torno al conflicto Ecuador-Colombia, “El Tiempo” y “El País” mintieron, pero debieron corregir; aquí copiaron… y no rectificaron.

Escribe: Ismael León Arias

Los periódicos “El Tiempo”, de Colombia y “El País”, de España, han sido enérgicamente desmentidos en los últimos días por informaciones publicadas en torno a secuelas del asalto en el que soldados colombianos mataron en territorio ecuatoriano al dirigente de la FARC, “Raúl Reyes”. Los correctivos les han llegado, nada menos, que del ministro de Seguridad de Ecuador, Gustavo Larrea, y del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Aquí casi todos los medios reprodujeron esas mismas mentiras, pero como eran de otros y ningún director sintió vergüenza ajena, nadie rectificó siquiera por consideración a sus lectores, no digo que en nombre de la verdad.

Veamos las patrañas impresas. Antes digamos que el doctor Mario Vargas Llosa, que no duerme bien, preocupado como está por la libertad de prensa, ni se ha dado por enterado de la maquinación mediática internacional, o sencillamente se ha hecho el cojudo en todos los idiomas, otra de sus especialidades.

El 17 de marzo “El Tiempo” publicó una foto, según dijo extraída del computador de “Raúl Reyes”, donde se veía al difunto jefe guerrillero colombiano conversando muy seriamente con… el ministro de Seguridad ecuatoriano. No faltaba más, la prueba que se necesitaba para gritar a todos los vientos que el gobierno de Rafael Correa se maneja en secreto con los subversivos.

Al día siguiente al ministro Larrea debió subirle un soponcio, al verse frente a “Reyes” en una conversación que jamás soñó. Cartas van y vienen, enérgicas protestas oficiales desde Quito, días después “El Tiempo” debió rectificarse. Si pues, el pelado de la foto era el dirigente comunista argentino Patricio Etchegaray, no el ministro de Rafael Correa, contra quien iban los dardos.

Le toca a España

Otra “chispoteada”, esta vez en “El País”, de Madrid. El 14 de marzo el diario chapetón denunció -así como se lee, denunció, no informó- que “el grupo insurgente (las FARC) “tiene ocho campamentos en Ecuador desde los cuales trafica armas y drogas y ha mantenido conversaciones con las autoridades al más alto nivel”. La enviada especial de “El País”, una española que más tiene de bruja que de periodista, aseguró que sostenía su reporte “en un funcionario de la OEA que pidió reserva de su identidad”.

Despeinada y sin rimmel en la cara, la muy guarra ni se inmutó para escribir que, mientras recorría el escenario fronterizo, con la delegación de Insulza, vio desplazarse vehículos repletos de guerrilleros y numerosos comedores levantados en pleno monte. Digamos, un picnic amazónico.

El secretario general no soportó la patraña y le mandó una carta al director, exigiéndole que corrija por el bien de sus lectores y de la causa de la paz entre Bogotá y Quito, que tanto trabajo le costó ayudar a recomponer. Jamás he visto lo que asegura su periodista, dijo.

Ni remedio, los chapetones debieron enmendar.

Esas mismas informaciones han sido publicadas en el Perú por “El Comercio”, “La República”, “Expreso”, “Correo” y sus respectivas yapas, así como los noticieros de radio y la televisión, sin que ninguno se haya preocupado por publicar las rectificaciones. Con lo que sus lectores se quedaron mal informados, ciegos e ignorantes, exactamente como quieren tenernos a todos en estas sus antiguas colonias.

Pero resulta que además tenemos Asociación Nacional de Periodistas, Federación de Periodistas del Perú, Colegio Nacional de Periodistas. Y en cada capital regional, un colegio profesional vela por la ética informativa. ¿Han dicho algo? ¿Y que hubo de las incontables facultades de “comunicación” en ya tantas como extraviadas universidades e institutos de periodismo. ¿Se enteraron que la verdad fue el plato de fondo en el festín al que asistieron la semana pasada los Miró Quesada y los Delgado Parker, emblemáticos defensores del derecho a la información y de la madre que los parió? Pobrecitos, esos futuros periodistas.

Lima, miércoles 19 de marzo 2008.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s