Con la Patria Civil en el corazón

De Vietnam a Canadá, de Chile a Suecia, en Francia, en Venezuela, en los Países Bajos y en Austria, nuestro llamado civilista ha llegado a oídos receptivos y nuestros compatriotas han expresado de manera clara y contundente su adhesión a nuestro clamor de paz, contra la guerra, y de irrestricta defensa de los derechos de nuestro pueblo. No es exageración retórica decir que se ha votado con la Patria Civil en el corazón.

El apoyo más rotundo fue el de los votantes residentes en Venezuela, que dieron a nuestra lista casi 600 votos y una abrumadora mayoría sobre las otras opciones presentadas.

Esto es significativo porque es precisamente en Venezuela donde existe el mayor número de colombianos emigrados, entre ellos un gran número de trabajadores, estudiantes y pequeños comerciantes, con muy cercana e intensa relación con la sociedad colombiana.

Caso interesante y curioso es el de Vietnam, donde la lista 113 “arrasó” con el 100% de los votos: el único votante registrado dio su apoyo a la opción de la Izquierda Democrática y Social.

Otro caso de escasa votación con fuerte apoyo a la 113 fue el Chile, donde 8 de los 13 votantes sufragaron por nuestra lista.

En Austria se produjo una espectacular unanimidad: la totalidad de los 24 votantes optaron por la 113. Este hecho refleja, principalmente, el intenso trabajo de nuestros compañeros en ese país y los efectos del excelente nivel de discusión e información promovido por la página web de Polo Austria.

En Canadá hubo un ajustado triunfo (casi un empate) sobre la lista 106. Todas las listas participantes de la campaña en Canadá trabajaron intensamente y con gran entusiasmo, lo que se revela por el índice de abstención, que fue más bajo que el promedio.

También allí prevaleció la actitud unitaria y de respeto a las diferencias de opinión, lo que sin duda debe valorarse como un buen ejemplo y una positiva premisa para las futuras discusiones de nuestro Segundo Congreso Nacional.

En los Países Bajos la lista 113 obtuvo 15 de los 18 votos emitidos. Un resultado que confirma el respeto y la adhesión que nuestros candidatos han ganado allí gracias a su constante y brillante labor profesional y social. No hay duda de que la experiencia de estos compañeros y compañeras será un aporte de gran valor en el Congreso. Igualmente en los Países bajos se observó un nivel de abstención menor que el promedio general, lo que indica un buen trabajo de movilización y organización.

La votación en Suecia, donde nuestros compañeros debieron afrontar desde el primer momento una infame campaña de calumnias y amenazas anónimas, refleja claramente el repudio de los electores contra los métodos canallescos de la difamación, contra el sectarismo y la política de sabotaje a la unidad. Logramos concitar la mayoría de las adhesiones, duplicando a la lista que ocupó el segundo lugar, pese a que un grupo excluyente, agresivo e intolerante controla una supuesta “Mesa de Coordinación” que usa el nombre del PDA para hacer alianzas y realizar actos conjuntos con organizaciones que apoyan a uno de los actores del conflicto armado, según sus propias declaraciones públicas.

El caso de Suecia deberá ser objeto de estudio y análisis detenido en nuestro Segundo Congreso, pues en este país se da la situación de que los más furibundos enemigos de las alianzas con fuerzas externas al Polo, son los mismos que actúan sistemáticamente en alianza con una fuerza externa.

A pesar de esta difícil situación, bajo un clima de hostilidad, amenazas y calumnias, nuestros compañeros demostraron en Suecia que también ellos saben actuar con la Patria Civil en el corazón.

En Francia se obtuvo una mayoría estrecha sobre la lista 105. Aquí, como en todos los demás países, cabe constatar que las listas que encabezaron las preferencias fueron precisamente las que actuaron con mayor ponderación, respeto y tolerancia hacia la diversidad de tendencias y opiniones. La intensa participación de los votantes en Francia se expresa en el bajo nivel de abstención, notablemente menor que el promedio general.

Finalmente, debemos comentar que los problemas técnicos han jugado algún papel en las cifras de “abstención”, porque hubo un número de compañeros y compañeras de diferentes listas que no pudieron votar. Algunos se quejan de que no hubo información suficientemente clara y enfática sobre el hecho de que era necesario votar desde la misma dirección en que se había hecho la afiliación. Otros, simplemente, no lograron establecer conexión a tiempo.

Las dificultades que algunos experimentaron para la obtención del Código Único de Votación (CUV), y el hecho de que en Bogotá parece haber estado a cargo solamente una persona para la solución de los atascos técnicos de última hora, parecen haber contribuido a agravar los problemas. Si bien, estadísticamente, no se puede decir que los efectos sean graves, a nivel personal cualquier elector tiene derecho de pensar que es gravísimo no haber podido votar.

Nuestro Segundo Congreso deberá también, pues, aprovechar esta experiencia para adoptar cambios y mejoras en nuestros sistemas y rutinas de consulta electoral.

Anuncios

Un pensamiento en “Con la Patria Civil en el corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s