No hay tiempo que perder

Gustavo Petro

Gustavo Petro, candidato único del PDA 2010

Por una vez en la vida no estoy de acuerdo con el admirable senador Robledo.

Por una vez en la vida no estoy de acuerdo con mi querido amigo y maestro Carlos Gaviria.

No me interpreten mal: comparto lo que dicen. Mockus es neoliberal. Pero no comparto que lo digan justamente ahora, a coro con Petro y sin más que eso: es neoliberal.

¿Saben los electores sencillos, de la calle, qué es ser “neoliberal”? ¿No deberíamos comenzar por explicar, con lenguaje simple y pedagógico, qué es eso y por qué es malo ser “eso”?

Sigue leyendo

La unidad se impone

Petro y Gaviria, por la Unidad del Polo

Gustavo Petro, candidato - Carlos Gaviria Díaz, jefe de la campaña

Gustavo Petro, candidato único del PDA a la presidencia de la República y Carlos Gaviria, ex presidente del PDA, han consolidado en la noche del martes 13 de abril la unidad del partido y, con ello, han dado un impulso vigoroso a la campaña popular que habrá de culminar en las elecciones presidenciales de mayo.

Carlos Gaviria “va a asumir la conducción de un equipo que se va a llamar Jefatura Nacional de Campaña junto a otras figuras destacadas del liderazgo nacional del Polo para afrontar esta recta final de la primera vuelta presidencial”, declaró Gustavo Petro a El Espectador.

Sigue leyendo

Resolución unánime

El Comité Ejecutivo Nacional del Polo aprobó la Resolución de Táctica Política del candidato Presidencial, Gustavo Petro
Lunes 23 de noviembre de 2009

Se aprobó la realización de una consulta interpartidista para escoger un candidato a la Presidencia de la República entre los opositores del actual régimen político.

El próximo 7 de Diciembre se aprobarán las listas al Senado de la República por el Polo Democrático Alternativo.

El presidente del Polo Democrático Alternativo, senador Jaime Dussan Calderón, entregó el siguiente informe sobre las decisiones tomadas el día de hoy 22 en el Comité Ejecutivo Nacional del PDA.

1. Se ha aprobado un resolución de Táctica Política que le permitirá al Partido y a su candidato el Dr. Gustavo Petro, proponer un gran acuerdo nacional que derrote las pretensiones reeleccionistas del actual mandatario mediante una consulta interpartidista, para escoger un candidato a la presidencia de la República entre los opositores del actual régimen político.

El Presidente, Secretario General y el Candidato del Partido, quedaron facultados para iniciar conversaciones con este propósito.

2. la lista al senado de la República del PDA, será aprobada el próximo 7 de diciembre y se ordenará subscrición ante el Consejo Nacional Electoral, y las listas a la Cámara regionales y territoriales, deberán estar listas el 15 de diciembre y serán inscritas por el representante legal del Partido en cada entidad territorial.

Teniendo en cuenta las decisiones del Congreso del PDA y los resultados de la consulta del 27 de septiembre, la táctica política en el actual periodo se debe resumir en los siguientes aspectos:

1. Derrotar el referendo reeleccionista que pretende perpetuar el Gobierno del presidente Uribe; para ello debemos convocar a la conformación de un gran acuerdo de todas las fuerzas políticas y sociales que estén dispuestas a derrotar el proyecto del régimen político autoritario y a construir una verdadera democracia fundamentada en el Estado Social de Derecho. Si el referendo es aprobado y el Gobierno Nacional lo convoca llamaremos a la abstención activa.

2. Trabajar incansablemente con el propósito de ganar las elecciones presidenciales del 2010 para instaurar un Gobierno democrático. Para ello el PDA y su candidato presidencial el Dr. Gustavo Petro deben llamar en forma inmediata a la construcción de un gran acuerdo democrático de unidad nacional entre los partidos políticos y organizaciones sociales que estén dispuestos a defender la vigencia del estado de derecho, el espíritu democrático de la Constitución de 1991, y acordar un programa de gobierno para el cual el PDA propondrá los siguientes puntos:

1. Separar el Estado de las mafias, la política del crimen y la política social del mercado.

2. La democratización del saber, del crédito, de la vivienda y de las tierras fértiles como parte de la política económica y social.

3. La defensa de la soberanía nacional y la independencia frente a cualquier centro de poder extranjero en los temas económico, político y militar. El rechazo a la instalación en el territorio de Colombia de bases militares estadounidenses o de cualquier otro país. Apoyaremos los procesos de solidaridad e integración de los pueblos latinoamericanos, con miras a construir un bloque de naciones capaz de defender nuestra economía, nuestras riquezas naturales y nuestra identidad étnica, histórica y cultural.

4. La solución del conflicto armado interno en Colombia debe ser política. El rechazo a toda forma de terrorismo, acciones armadas contra la población civil, y en general a la guerra y la violencia como instrumento de acción política. Impulsar una política de la vida, que la potencie, y permita a todos los colombianos su goce con dignidad.

5. La instauración de una política económica y social democrática y progresista, acorde con las necesidades de los colombianos y que defienda los intereses nacionales en las negociaciones comerciales con otros países. Rechazar el tratado de libre comercio con Estados Unidos. La defensa y fortalecimiento del aparato productivo y el mercado interno.

6. La universalización de los derechos sociales, económicos y culturales y el respeto por los derechos de los trabajadores.

7. Defender la separación de los poderes y sus autonomías frente al ejecutivo. Apoyar a la Corte Suprema de Justicia frente a los ataques del gobierno nacional.

8. El Gobierno será ajeno a todos los vicios del clientelismo, la corrupción y la politiquería.

3. El Polo a través de su candidato presidencial, el Presidente y el Secretario General, deberá concertar con los representantes y voceros de los otros partidos políticos y organizaciones sociales, las bases de un acuerdo programático y los compromisos de unidad de acción para impedir la continuidad del proyecto autoritario del uribismo. Los avances de estos acuerdos serán informados periódicamente al Comité Ejecutivo Nacional.

Tales acuerdos pueden incluir la realización de una consulta popular interpartidista para elegir un candidato presidencial de coalición para las elecciones de 2010, como lo prevén el articulo 1º del acto legislativo 01 de 2009 y el artículo 12A de los estatutos del PDA.

La fecha, participantes, reglas de juego y los acuerdos programáticos que fundamenten una consulta interpartidista deberán ser aprobados por la Dirección Nacional del Polo.

ELECCIONES PARLAMENTARIAS

Para las elecciones parlamentarias del año 2010, el Polo tendrá su lista nacional al Senado de la República. Su composición será definida por una Comisión de Avales conformada por el Presidente de Partido y el Secretario General, y seis miembros del Comité Ejecutivo Nacional. Para la inscripción de los candidatos se tendrán en cuenta los estatutos y los requisitos legales.

Las listas del Polo a la Cámara de Representantes serán definidas por las Coordinaciones Departamentales, el Distrito Capital e internacional, de acuerdo con los Estatutos del Partido. Cuando las Coordinaciones Territoriales lo estimen conveniente y necesario podrán adelantarse alianzas o coaliciones con fuerzas políticas y sociales afines a los propósitos generales del Polo. Se cumplirá el procedimiento estatutario previsto para tales casos.

De conformidad con el artículo 1º. de la Resolución 043 de 2009 expedida por el Comité Ejecutivo Nacional del Polo, deberán conformarse antes del 15 de enero de 2010 las Coordinaciones Territoriales. Sólo podrán pertenecer a ellas los delegados al Segundo Congreso Nacional por la respectiva circunscripción territorial y los delegados nacionales que se adscriban según el procedimiento reglamentario. En caso de que no se haya constituído la Coordinación Territorial, o no se haya conformado según lo previsto en la resolución antes citada, se citará una reunión de los delegados al II Congreso Nacional de esa circunscripción y ellos determinarán la conformación de la lista de Cámara.

Resolución aprobada por unanimidad en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de Noviembre 23 de 2009.

JAIME DUSSÁN CALDERON
Presidente

CARLOS BULA CAMACHO
Secretario General

Carta Abierta de Carlos Gaviria

CARTA DE CARLOS GAVIRIA A LA MILITANCIA DEL POLO

Carlos Gaviria Díaz
Bogotá, octubre 14 de 2009

Queridas compañeras y compañeros:

Les envío un saludo muy cordial, un abrazo solidario y les expreso mi profundo agradecimiento a todas las personas y organizaciones que respaldaron nuestra propuesta política en la consulta del PDA para la elección de su candidato a las próximas elecciones presidenciales.

El veredicto popular nos fue adverso y como demócratas, respetuosos de las reglas de juego, tenemos la obligación de reconocer el triunfo del doctor Gustavo Petro y apoyar su candidatura, en el marco de los Estatutos del Partido, del Ideario de Unidad y de las directrices programáticas acordadas por las instancias competentes de nuestra organización política.

Las divergencias, que mantuvieron viva la controversia durante la campaña, no pueden ser óbice para el apoyo decidido y entusiasta a quien ha recibido el respaldo de los electores como candidato único.

El debate interno, que enriquece nuestro proyecto debe continuar sin perder de vista, en ningún momento, que sólo la consolidación de la unidad nos permite afirmarnos como opción real de poder.

Desde mi nuevo estatus, de simple militante, reitero mi plena solidaridad con el Partido y mi propósito indeclinable de seguirlo acompañando en su destino futuro, que tiene que ser cada vez más promisorio en función de nuestra meta: la construcción de una Colombia en paz y democrática, recogido certeramente en nuestro eslogan: .Por un país decente..

CARLOS GAVIRIA DIAZ

Gustavo Petro, candidato único

Gustavo Petro, su esposa y cuatro de sus hijos

Gustavo Petro, su esposa y cuatro de sus hijos

PETRO: EL CANDIDATO ÚNICO

Jorge Gómez Gallego*, Medellín, Septiembre 29 de 2009.

Aparte de las valoraciones que se hagan sobre la calidad o cantidad de votos depositados el domingo en la consulta del POLO, el hecho protuberante y cierto es que Gustavo Petro ganó la consulta convocada para seleccionar el candidato del partido para las elecciones presidenciales del año que viene.

Eso significa que en mayo del 2010, él será el candidato presidencial del partido, y quienes ayudamos de manera entusiasta en la campaña del Maestro Carlos Gaviria Díaz, debemos, de la misma forma, apoyar al ganador en su aspiración presidencial. No caben aquí mezquindades ni dudas sobre el asunto.

Quienes hemos considerado que el colombiano con mejores condiciones para representar a la izquierda democrática en el certamen que elegirá Presidente de la República para el cuatrienio 2010 – 2014 es Carlos Gaviria, de manera lícita podemos mantener ese parecer, pero los resultados de la consulta abierta, celebrada cómo lo ordenó la máxima autoridad del partido, que es su Congreso, nos imponen la obligación inmediata y sin peros de ninguna naturaleza, interiorizar que el candidato es Petro.

Por esa razón, mi primer llamado a quienes, igual que yo, votaron por Carlos Gaviria, es el de invitarlos a que desde este preciso momento se coloquen a disposición del partido, con el objeto de impulsar la candidatura presidencial de Gustavo Petro. Pero no puedo dejar el asunto simplemente allí, debo también felicitar a los equipos de los tres precandidatos por el esfuerzo realizado, y especialmente a la campaña de Gustavo Petro por su triunfo.

Es necesario trabajar en serio para que las heridas que hayan podido quedar de la competencia se sanen, y marchemos unidos para cumplir con el mandato de la máxima autoridad del partido que es su Congreso Nacional, el cuál en su resolución principal, determinó que:

“El POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO tendrá candidato en las elecciones presidenciales del año 2010. Dicho candidato se seleccionará entre los candidatos afiliados al partido. La Dirección Nacional del POLO, de acuerdo con los Estatutos y el Ideario de Unidad, definirá el programa presidencial y los mecanismos de selección del candidato, incluyendo la consulta en el caso de que se presente más de un aspirante. El partido y su candidato liderarán un acuerdo programático con todos los sectores políticos y sociales que estén dispuestos a ganar la Presidencia de la República en el año 2010, sacar a Colombia de la guerra, profundizar la democracia, y derrotar el proyecto económico, social y político del uribismo”.

Más claro no canta un gallo. A cumplir pues este mandato, que obliga a todos los afiliados y afiliadas, sin excepción.

* Diputado Asamblea Departamental de Antioquia por el POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO.

Sumar caciques no equivale a sumar voluntades

Acto de Carlos Gaviria en el Parque Berrío, Medellín

Sumar caciques no equivale a sumar voluntades

Algunos compañeros del movimiento popular, sin duda bien intencionados pero con una evidente mentalidad clientelista, creen que sumar caciques es lo mismo que sumar voluntades. Suponen que una amplia alianza nacional de caciques dará la suma numérica de sus seguidores y será la única garantía de victoria sobre un adversario poderoso, sin escrúpulos, autoritario y agresivo.

A quienes piensan así, conviene recordarles lo que ocurrió el 24 de febrero de 1946 en Argentina. Ese día acudieron a las urnas los electores para escoger entre dos candidatos al cargo de Presidente de la Nación: de un lado, Juan Domingo Perón, coronel golpista de tendencias facistoides, apoyado por tres pequeños partidos creados casi exclusivamente para la ocasión; de otro lado, un candidato de cuyo nombre no quiero acordarme, representando a una inmensa “Alianza Democrática” que reunía a los partidos Comunista, Socialista, Unión Cívica Radical, Demócrata Progresista, Conservador, la Sociedad Rural (terratenientes y ganaderos), la poderosa Federación Universitaria Argentina, la Unión Industrial (empresarios), la Bolsa de Comercio y los sindicatos independientes.

A simple vista, parecía ser la confrontación entre el país entero contra un aspirante a dictador, a quien se apodaba “el Hitler del mañana” en todos los medios de comunicación.

Los resultados electorales fueron catastróficos para la enorme “Alianza Democrática”: Juan Domingo Perón, el golpista, el “fascista”, el “futuro Hitler”, ganó con el 56 % de los votos.

Todavía hoy encontramos a políticos y analistas que no pueden entender lo sucedido. No hay duda de que la comprensión de este espectacular fenómeno solamente se puede lograr mediante un cuidadoso estudio científico de la sociedad argentina, su evolución histórica y las circunstancias de coyuntura en las cuales se desarrolló este drama político-electoral.

Pero, en mi modesta opinión, tampoco puede haber duda de que el desastroso resultado de la “Alianza Democrática” pone en evidencia algunos gravísimos errores de táctica política. Y  como se da el caso de que muchos políticos y analistas latinoamericanos han omitido el estudio de esos errores, asumo el atrevimiento de exponer aquí algunos de ellos. Lo hago en forma de sentencias, o consejos, o recomendaciones, solamente por razones de estilo y de brevedad, sin que esto implique que me esté tomando atribuciones de “consejero”, que nadie me ha otorgado.

1. No hagas cálculos de grandes alianzas electorales sobre la base de sumar caciques o jefaturas. Sumar caciques no es lo mismo que sumar voluntades. Los electores pueden darte la espalda precisamente porque tu alianza les borra sus “fronteras de grupo”, su “identidad de tribu”. En una nación de caciques, tus seguidores son tuyos a condición de que no vendas tu independencia o te sometas a un cacique mayor.

2. Si eres comunista, socialista o demócrata-progresista, cuídate de las alianzas demasiado amplias y basadas exclusivamente en consideraciones coyunturales, con sectores y fuerzas opuestas a tus principios. Tu alianza con grupos conservadores fuertes no hará a esos grupos “menos conservadores” o “más democráticos”. En cambio, a ti te hará menos comunista, menos socialista o menos demócrata-progresista. El pueblo elector no perdona esas metamorfosis.

3. Si te enfrentas a un adversario peligroso, un aspirante a tirano que goza de gran popularidad, no lo hagas más poderoso al presentarlo como “el enemigo público número uno” o “la bestia negra” de toda la nación. Puesto que él domina y manipula la opinión pública (y logra hacerlo aunque no controle los medios de comunicación), corres el riesgo de contribuir a que esa opinión cierre filas en apoyo a su gran cacique: un elemental mecanismo gregario hará a los electores más proclives a acogerse a la sombra del tirano y él aprovechará la oportunidad para presentarte como sospechoso, “enemigo del pueblo” o “traidor a la Patria”.

4. No presentes jamás la necesidad de una amplia alianza electoral como último recurso para detener la marcha de un tirano en ciernes. Lo único que lograrás evidenciar por este medio será tu miedo, que el pueblo calificará de pánico. Napoleón, Hitler, Mussolini y Perón son claros ejemplos de este fenómeno sicológico.

5. Recuerda que mientras más amplia sea una alianza política, más grande es el riesgo de que resulte impotente y débil. A la hora de tomar decisiones, habrá que consultar a muchos jefes, caciques, capitanes y capitanejos y, por lo tanto, tendrás que sacrificar más derechos y prebendas de tus propios seguidores para lograr acuerdos. Esto se multiplicará hasta el infinito y tarde o temprano se producirán deserciones, conflictos y rupturas. El pueblo desconfía de esa maraña de compromisos y la considera propia de la “politiquería tradicional” que a cada rato traiciona sus propias promesas. Está ocurriendo en estos momentos: véanse, por ejemplo, las privatizaciones de servicios públicos que se resuelven en abierta violación de lo que se había prometido anteriormente.

6. Nunca propongas una amplia alianza si no sabes exactamente con cuánta fuerza cuentas. Solamente pisarás terreno seguro si entras a una amplia alianza desde una posición mayoritaria o razonablemente fuerte, con el apoyo de electores que han conocido y apoyado explícitamente tus propuestas en esta dirección y, cosa fundamental, con un equipo de personas capaces de garantizar una administración eficiente y transparente.

7. Quien confía solamente en que una alianza de jefes puede derrotar electoralmente a un jefe adversario, comete un grave error. Sumar caciques no equivale a sumar voluntades. El objetivo principal debe ser siempre quebrantar la relación de ese gran jefe adversario con sus seguidores, con “sus bases”. Esto no se logra eficazamente con acuerdos entre caciques. Esto se logra mediante el trabajo de sumar voluntades y su participación activa en torno a un claro perfil programático. Pero esas voluntades no se sumarán a tu proyecto, así sea excelente, si no pueden confiar en ti. Debes demostrar, a cada paso, que cumples lo que prometes y que nunca negocias tus promesas. Puedes negociar muchas cosas, sin duda; pero jamás puedes negociar lo que has prometido cumplir o jurado defender.

De estas siete reflexiones deduzco yo que es necesario contar las fuerzas del Polo, para saber exactamente en qué situación nos encontramos frente a los posibles aliados en la próxima campaña electoral frente a Uribe y al uribismo; que es necesario convocar a un congreso extraordinario para saber exactamente hasta qué punto están dispuestos a llegar nuestros militantes y electores, en la negociación de posibles alianzas; y que es necesario, en suma, garantizar inequívocamente que el Polo cumplirá y hará cumplir sus promesas: no a las privatizaciones, sí a los derechos humanos, civiles y sexuales de la gente, sí al Ideario de Unidad, sí a la transparencia, sí a la construcción de un país decente.

Finalmente, en esto de las alianzas, es importante no olvidar jamás el reclamo popular cuando, en 1810, los notables se encontraban en conciliábulos secretos para arreglar el asunto de la primera junta de gobierno. Entonces las gentes trabajadoras y sencillas, reunidas en la plaza, gritaron lo que para nosotros debe ser la regla de oro de toda negociación:

¡El pueblo quiere saber de qué se trata!

Carlos Vidales
Estocolmo, 2009-09-27